Blog

Suma Clientes

¿Qué es el marketing de contenidos?

Marketing de contenido, Blog, Marketing Digital, Marketing en redes sociales, Estrategias de marketing

El Marketing de Contenidos es una técnica del marketing digital enfocada en crear contenido valioso, consistente y relevante, para atraer y adquirir una audiencia bien definida con el objetivo de convertir esa audiencia en clientes de nuestra empresa.

 

En vez de anunciar tus productos o servicios, con el marketing de contenidos estás haciendo a tu comprador más inteligente con la información que le entregas. Si un negocio entrega información valiosa y consistente a sus compradores, ellos van a recompensar este negocio con su lealtad.

 

¿Cuál es el valor diferencial del marketing de contenidos?

 

El valor del marketing de contenidos está en que más que cualquier cosa, lo que más desean los vendedores es atraer a sus clientes. Una de las desventajas de la publicidad tradicional es que es una conversación de una sola vía: Las ventas son la única forma de medir si la atracción con el comprador está sucediendo, aunque no puede medirse cuál es el efecto directo de una campaña de marketing tradicional. Con el marketing de contenidos puedes tener una conversación de dos vías y utilizar muchas más herramientas para medir de manera precisa el interés de tu audiencia.

 

En otras palabras, la publicidad tradicional le grita a los clientes potenciales, mientras que el marketing de contenidos habla con ellos. Esencialmente, el marketing de contenidos se basa en la creación y participación de conversaciones significativas y en el desarrollo de relaciones con los clientes.

 

El marketing de contenidos es capaz de beneficiar a tu compañía incrementando los clientes potenciales, posicionando tu marca como líder de opinión en su campo y por supuesto, el marketing de contenidos traerá más visitas a tu sitio web.

 

¿Es el marketing de contenidos diferente al marketing en redes sociales?

 

Sí. Sin embargo, el marketing de contenidos involucra las redes sociales con frecuencia. A pesar de que estas dos estrategias de marketing online tienen similitudes, hay una diferencia que podemos identificar si entendemos el centro de atención de cada una de estas estrategias de marketing.

 

El centro de atención en el marketing de contenidos es el sitio web de la marca, allí es donde toma lugar el contenido de la estrategia de marketing digital. De esta manera, Facebook, Twitter y Google+ funcionan como distribuidores de los links al contenido en el sitio web. En cambio, en el marketing en redes sociales, toda la atención de la audiencia se dirige a redes sociales mismas, en las cuales se publica el contenido generado.

 

Otra gran diferencia entre estas dos estrategias es el contenido mismo. Con el marketing en redes sociales, el contenido es creado para ajustarse al contexto de la red social escogida para la publicación del contenido: 140 caracteres para Twitter, por ejemplo. Las marcas adaptan su comportamiento de acuerdo a la red social que usan para difundir sus contenidos.

 

Por otro lado, en el marketing de contenidos el contexto mismo del sitio web de la marca permite formas de contenido mucho más extensas. Las marcas pueden publicar entradas en sus blogs, videos, e-Books, infografías y podcasts, entre otros.

 

¿Por qué es el marketing de contenidos importante para tu negocio?

 

El Marketing de Contenidos es un plan de marketing digital enfocado en crear contenido valioso

  

Simple: Más clientes

El ciclo de compra de un cliente que llegue gracias a tu estrategia de marketing de contenidos, puede ser resumido de la siguiente manera:

 

  1. Un posible cliente se da cuenta de que tiene una necesidad.
  2. Cuando conoce de la existencia de una solución para su necesidad, busca educarse a sí mismo. Por ejemplo, un comprador de cámaras digitales va a buscar qué tipos de cámaras existen, qué son los mega pixeles, etc…
  3. El posible cliente empezará a comparar los productos que pueden satisfacer su necesidad y ahora que ya sabe más del tema se sentirá con la capacidad de tomar una mejor decisión.
  4. El posible cliente basado en su conocimiento recién adquirido va a comprar el producto con las características que considera más importantes.

 

Es todo, el posible cliente ahora es cliente. Simple, ¿verdad?

 

El problema es que la publicidad tradicional se enfoca solamente en los pasos tres y cuatro de la lista anterior, mientras que el marketing de contenidos cubre los dos primeros, aumentando la conciencia del cliente frente a su necesidad y educando al mismo  sobre un producto que nunca había considerado antes, llevando a la venta.

 

 

La palabra clave: Valor

 

¿Qué hacemos cuando vemos un anuncio en Youtube o en cualquier página web? ¿le damos click para verlo o lo saltamos?

 

Lo más probable es que lo saltemos. ¿Por qué lo saltamos? Porque no nos agregó valor alguno, no nos relacionamos con él y por ende, no nos relacionamos con el producto que se anunciaba. Este es el problema de la publicidad tradicional, con ella es muy difícil sino imposible construir una relación entre la marca y el cliente.

 

La palabra clave del marketing de contenidos es valor, porque al realizar una estrategia de marketing de contenidos nuestro más grande objetivo debe ser generar valor para que el cliente cree de verdad una relación con nuestra marca.

 

Al darle valor al cliente lo estamos educando sobre su necesidad y sobre la manera en la que nuestro producto satisface esa necesidad.


ENCUENTRA TODO LO QUE NECESITAS SABER ACERCA DEL MARKETING DIGITAL